Etiqueta: pechos naturales

Prefiero las tetas naturales de esta pelirroja

Menudas tetas naturales tiene

Tengo una novia que hace poco se operó los pechos y, aunque no están nada mal, lo cierto es que prefiero las tetas naturales. De hecho, hoy invitó a nuestro piso a su hermana pequeña, una colegiala pelirroja que por lo que veo, tiene una bonita delantera natural. Cuando fui a ducharme, me la encontré con esa faldita puesta y me puso tan a tono, que no pude evitar empezar a meterle mano. Y aunque la chica aun era virgen, se dejó llevar y terminó dejándome follar su chochito y probar sus ubres perfectas.

Pelirrojas

Mi caliente vecina necesita ser penetrada por detrás

Caliente vecina enculada

Las amigas de mi vecina siempre están contando sus experiencias en el sexo y, por lo visto, muchas de ellas ya saben lo que se goza con el sexo anal menos ella. Por eso y como su marido no tiene tiempo para ella, me busca y quedamos en un lugar apartado para probarlo. La verdad es que la mujer está muy buena para tener la edad que tiene y tiene unos pechos exhuberantes. Después de unos calientes preliminares, se sube sobre mi y no duda en dejarse encular con fuerza por mi polla.

Maduras Desvirgadas

Joven inglesa en una desvirgada casera muy caliente

Inglesa desvirgada casera

Pocas veces ponemos videos de chicas británicas y hoy os vamos a dejar uno protanizado por una de ellas. Una joven inglesa pelirroja que encima, tiene un cuerpazo escultural. Hoy va a desvirgarse junto a su chico y, para añadir más morbo si cabe, deciden grabarlo con su cámara y tener así un bonito video xxx de su primera vez juntos.

Pelirrojas

La vecina asiática quiere ser enculada sobre la mesa de billar

Vecina asiática enculada sobre mesa

Hace tiempo que me he fijado en una vecina, una madurita asiática guapa y con un cuerpazo digno de una veinteañera. Su marido se pasa currando todo el día, por lo que la mujer siempre está muy sola. Hoy he decidido hacerle compñía, pero lo ella realmente quiere y necesita es echar un polvo. Lo sé porque nada más verme, se lanzó a chuparme la polla. Yo la puse sobre la mesa de billar y empecé a follármela, hasta que ella me pidió ser enculada, algo que por lo visto, nunca había probado.

Maduras Desvirgadas