Etiqueta: pelirrojas virgenes

Con un trío desvirgo a ambas golfillas


Tan desesperadas estaban por ser desvirgadas, que dos de mis compañeras de universidad se colaron en mi habitación de la residencia de estudiantes, dispuestas a follarme en un trío. La idea me parecí maravillosa y me empleé a fondo con ellas, follándome sus coños vírgenes por turnos y haciéndolas gemir con mi rabo y mis pollazos.

Pelirrojas

Ese chochito virgen debía ser mío


No se que tienen las chicas pelirrojas, pero es ver una y ponerme malo. Un día yendo de compras, conocí a una que vive por mi barrio y la invité a mi casa. Eso sí, la chica es muy joven y por lo que parece, no tiene pinta de haber probado aun la polla de un hombre, pero tras mucho insistir y tras mucho flirteo, logré que me ofreciese su chochito virgen y lo penetré como si no hubiese un mañana.

Pelirrojas

Tengo que estrenarme con esa polla


Tengo un amigo del que dicen tiene una polla bien grande, algo que he oído comentar a mis amigas. Por eso, un día le invité a casa con la excusa de estudiar, pero lo que realmente quería, era pedirle que la usase para estrenar mi chochito. Me depilé y me preparé a conciencia, para ponerlo cachondo y disfrutar de mi primera vez al estilo perrito.

Pelirrojas

Lección de sexo con mi profesor

Sexo y estreno con mi profesor

Si mis padres se enterasen de que están tirando el dinero en mi nuevo profesor particular, se enfadarían y mucho. Y es que, más que estudiar, nos pasamos el día de cachondeo pero en nuestra última clase, la cosa se desmadró. Empezó a chuparme las tetitas y supe que querría sexo, algo que jamás he practicado pero que al final, quise probar con él sin dudarlo.

Pelirrojas

Necesito desvirgarme de una vez

Necesito desvirgarme

Ya no puedo esperar más, necesito desvirgarme de una vez y de hoy no pasa. Cuando se lo digo a mi chico,´este está encantado con la idea y, para darle más morbo, decide grabar la escena con su móvil. Lo hacemos en medio de la cocina y el resultado final, es un vídeo en primera persona, donde estreno mi coño depilado con su enorme rabo.

Pelirrojas

Flaca pelirroja quiere algo gordo

Flaca desvirgada por un negro

Puede que esté algo flaca, pero esta joven pelirroja es una chica con mucha hambre, al menos de sexo. Aun está por desvirgar y es porque busca un chico bien dotado y con una polla bien gorda, para que la experiencia sea placentera. Al fin da con uno, un negro enorme que no tiene piedad de ella y que la estrena con un polvazo interracial en su casa.

Pelirrojas

La joven parece una profesional del porno

La pelirroja debería meterse al porno

Viendo esta escena, nos sorprende que la chica aun sea virgen, porque esa manera de chupar polla y de pajearla, parece más propia de una actriz porno. La chavala estaba ansiosa por tener un rabo entre sus manos, pero más de sentirlo en su coño, el cual al fin se desvirga como debe, gracias a un hombre maduro y experimentado.

Pelirrojas

Como luce su culo lubricado en aceite

Vaya culo lubricado más sexy

Algún día, esta pelirroja se estrenará por detrás… pero no hoy. Primero tiene que experimentar el sexo por el coño, algo que va a hacer encantada. Pero antes de desvirgarse, le deja echarle aceite para ver ese culo lubricado en todo su esplendor, mientras a cuatro patas embiste ese coño virgen y la lleva al orgasmo en repetidas ocasiones.

Pelirrojas

Ese coño rosado fue una delicia

Desvirgando su coño rosado

Siempre que veo a esta guapa pelirroja, se me cae la baba, ya que es una preciosidad y esa piel pálida y suave me ponen como una moto. Al fin me atreví a entrarle y me sorprendió que me invitase a su casa, ya que daba por hecho que sería muy tímida. Pero como necesitaba desvirgarse y aun no había surgido la ocasión, quiso aprovechar mi presencia para estrenar su coño rosado y sentir al fin una buena polla penetrándola sin parar.

Pelirrojas

Una cabalgada casera de estreno

Cabalgada casera e estreno

Ya iba siendo hora de estrenar mi coño y al quedarme sola en casa con mi chico, pensé en hacerlo. Así que le pedí que se bajase los pantalones y comencé a chuparle el rabo, para ponerlo a punto para mi primera cabalgada casera. No tardé demasiado en sentir su rabo dentro de mí y lo cierto es que, para ser la primera vez, ambos gozamos y rendimos con el sexo.

Pelirrojas