Diosa pelirroja me cita en la piscina

Diosa pelirroja me espera en la piscina

Por lo visto, los padres de esta diosa pelirroja están hartos de que vaya enseñando más de lo debido, ya que son unos puritanos y muy controladores. De hecho, esta jovencita aun es virgen por culpa de sus enseñanzas… al menos hasta hoy. Y es que, en cuanto la dejaron a solas en el hotel, se puso su bikini más sexy y me citó en la piscina, donde al ver que no había nadie, me pidió que estrenase su coño sobre la hamaca y la hiciese sentir mujer de una vez.