Etiqueta: pollas blancas

Estreno mi chochito con sexo interracial

Sexo interracial para estrenarme

No por asomo quería la polla de un mulato estrenando mi chochito virgen, así que decidí buscarme a un blanquito con un rabo normal y corriente, para desvirgarme con sexo interracial y no pensar en si sería doloroso. Al final, pude disfrutar cabalgando sobre él y poco a poco, me fui preparando para retos mucho mayores en la cama.

Negritas

Decido estrenarme con sexo interracial

Coño peludo acaba follado

Como aun era virgen y no quería que una polla descomunal me destrozase el coño, decidí estrenarme con sexo interracial, a manos de un amigo. La verdad es que disfruté de lo lindo con su polla, la cual desvirgó mi chochito con un polvazo bestial, con el que me corrí varias veces. De hecho, me gustó tanto la experiencia, que ya pienso en repetirla en cuanto tenga ocasión.

Negritas

Llevo esperando mi desvirgada mucho tiempo

Al fin llegó mi desvirgada

Me estaba costando probar el sexo por primera vez y mi desvirgada se retrasaba. Ya no sabía que hacer, hasta que un día, uno de mis vecinos apareció por casa en busca de sal o algo así. Le invité a pasar y, al poco rato, me desnudé ante él y le conté mi problema. El caso es que le encantan las negras y, como encima era virgen, no pudo resistirse a esa tentación y me metió su polla blanca hasta el fondo.

Negritas

Un estreno interracial que jamás olvidaré

Desvirgada interracial para mi coño

Una nunca olvida su primera vez y en mi caso, con más motivo aun, ya que me marqué una follada interracial con un chico blanco. No esperaba que su polla fuera gran cosa ni mucho menos supiese usarla, pero me sorprendió porque estaba bien dotado y en la cama, era todo un semental. Desde ese día, veo a los chicos blancos de otro modo y no dudo en follar con ellos si surge la ocasión.

Negritas

Una polla blanca estrenó mi chochito

Desvirgada por una polla blanca

Siempre pensé que, el día que fuese a desvirgarme, lo haría con un negro muy dotado. Pero al final, fue una polla blanca la que estrenó mi coño de ébano por primera vez. Y la verdad es que, el tipo que lo hizo tenía un gran rabo, el cual chupé con gusto y sentí hasta el fondo, experimentando unos orgasmos brutales. Además, tenía mucha energía y embistió mi chochito virgen como un animal. Por eso creo que, probablemente, repetiré con un blanquito.

Negritas