Etiqueta: pollas grandes

Desflorada por un pollón bien grande


Quizás alguno piense que soy muy exigente a la hora de elegir a los chicos y por eso, hasta ahora no me he decidido a “entregarle mi flor” a ninguno de ellos. Pero es simplemente porque no tiene entre las piernas lo que busco y solo quiero desvirgarme por un buen pollón. Cuando al fin lo encuentro, preparo mi coño para lo que se me viene encima y termino gozando como una perra en celo, cuando me perfora el chochito hasta el fondo.

Negritas

Quise un pollón para mi desvirgada


Soy bastante pija y siempre me han dado lo que he pedido, algo en lo que que no pienso cambiar ni si quiera en el sexo. Por eso, para mi primera vez solo quiero lo mejor y eso significa un buen pollón para mi coño virgen. Cuando al fin lo encontré, me lo pasé en grande montando sobre él y me corrí varias veces, a pesar de que a mi coño le costó un poco gozar de semejante rabo.

Rubias

Tengo que estrenarme con esa polla


Tengo un amigo del que dicen tiene una polla bien grande, algo que he oído comentar a mis amigas. Por eso, un día le invité a casa con la excusa de estudiar, pero lo que realmente quería, era pedirle que la usase para estrenar mi chochito. Me depilé y me preparé a conciencia, para ponerlo cachondo y disfrutar de mi primera vez al estilo perrito.

Pelirrojas

Dejo de ser virgen gracias a esa polla negra


Sabía lo que se me venía encima, pero fue mi elección y así quise que sucediese. Y es que, puestos a desvirgarme, quería hacerlo por todo lo alto y para ello, quedé con un amigo mulato, para poder estrenarme con su polla negra. Yo no podía creerme lo gorda y grande que era, pero no dudé en probarla en mi coño y en disfrutarla hasta el fondo.

Rubias

A esta colegiala le gustó mi pollón

Le da duro a la colegiala

Todos los días veo a mi joven vecina lucir palmito con ese vestido de colegiala, algo que me pone a cien. La chica sabe que la observo y un día, acaba yendo a mi casa con intenciones de probar mi enorme rabo, ya que aun no se ha desvirgado y quiere hacerlo con un hombre experimentado. Así que con cuidado de que nadie nos pille, le quito la falda y meto mi pollón dentro de su coñito virginal.

Negritas

Gocé de mi primera follada interracial

Estreno con follada interracial

Aunque me gustan los chicos, aun no me he animado a desvirgarme, hasta que conocí al hermano de una de mis amigas. El chico es negro y yo estaba más que interesada y curiosa en saber como de grande es su rabo, así que un día, le seduje y terminé estrenando mi chochito con una follada interracial increíble.

Rubias

Parece que la venezolana está gozando

Hace gozar a una venezolana

Ella es una joven venezolana muy guapa y muy sexy, pero por miedo a que fuese una experiencia desagradable, la chica aun no se ha desvirgado. Pero al fin, se ha atrevido y encima, con un chico muy bien dotado de cintura para abajo. Al principio se la veía tímida, pero finalmente ese enorme rabo le dio mucho placer, como podemos ver en su cara de viciosa.

Latinas

Negra virgen quiso mi pollón

Negra virgen goza de un gran pollón

No pude evitar fijarme en ella mientras volvía a su casa en esos patines. Cuando me acerqué a hablar con la jovencita mulata, le ofrecí directamente mi rabo, aunque me confesó que aun no había probado el sexo. Eso me hizo ponerme más cachondo ante la idea de probar a esa negra virgen, así que no paré hasta convencerla de estrenarse conmigo y con mi enorme pollón de color.

Negritas

Vaya anal interracial para mi ojete

Anal interracial en mi culito

Llamé a mi compañero de clase mulato para estudiar, pero en realidad tenía otras intenciones. Quería probar su rabo, ya que estaba empeñada en estrenar mi culo de una vez y nada como su enorme polla de color para ello. Al final, le convencí para hacerlo y recibí una follada anal interracial, que dejó mi ojete más abierto que el túnel de mi ciudad.

Desvirgadas Anal

Vaya negrito me regaló mi amiga

Desvirgada por un negrito

Siempre le he comentado a mi amiga que mi deseo, es desvirgarme con un negrito. Pero pensaba que jamás se cumpliría, hasta hoy, un día en el que tras quedar con ella me sorprendió con un regalo. Me puso una venda en los ojos y cuando me la quité, tenía a un mulato muy dotado frente a mi, ofreciéndome su enorme rabo para estrenar mi chochito.

Pelirrojas