Etiqueta: primer anal

Primer anal para mi culo de punky


Desde siempre me ha gustado probar todo tipo de cosas, como teñirme el pelo de un color atrevido, ponerme piercings por todo el cuerpo y hacer locuras con mis amigas. Por eso, no tengo miedo en probar mi primer anal junto a este chico que he conocido y estrenar mi trasero con su rabo. Reconozco que al principio me dolió, pero a medida que me iba enculando, le fui cogiendo el gusto y al final la experiencia fue toda una pasada.

Desvirgadas Anal

Dulce húngara prueba el sexo anal


Las becas Erasmus son una maravilla, ya que te permiten conocer mundo y además, a otras culturas. En este caso, una guapa y dulce húngara vino a nuestro país y logró alojarse en casa de este universitario. El chico no podía creerse lo buena que estaba la chavala y una tarde, aunque no entendía muy bien lo que decía, supo que quería sexo. De hecho, acabó probando el sexo anal con ella, a pesar de que la chica jamás lo había probado y se lo pasaron en grande dándole duro a su culito.

Desvirgadas Anal

Un primer anal que abrió mi ojete


Al fin llegó el día y estaba algo nerviosa, ya que iba a experimentar mi primer anal junto a mi chico. Practiqué en casa, pero no es lo mismo hacerlo con un consolador que con el pollón de mi chico. Una parte de mí pensó que no disfrutaría y que sería doloroso, pero al final fue todo lo contrario. Disfruté como nunca y tuve unos orgasmos aun más intensos que con el sexo convencional, hasta terminar con mi ojete dilatado y abierto tras tanto pollazo por detrás.

Desvirgadas Anal

Estreno su culo virgen con mucho cariño


Tengo a una novia muy joven, pero la chica es de lo más atrevida en la cama. Le encanta hacer de todo y en el último polvete que echamos, me pidió que estrenase su culo virgen. Eso sí, como era su primera vez con el sexo anal, fue despacito y con cuidado de no hacerle daño, para que su primera experiencia por detrás fuera placentera y la recordara con mucho morbo.

Desvirgadas Anal

Colegiala rusa prueba el sexo anal


Llamó a su compañero de clase, para repasar y estudiar el próximo examen. Pero esta colegiala rusa no pudo concentrarse, ya que solo pensaba en follárselo. Eso sí, no quería un polvete convencional, ya que llevaba tiempo pensando en probar el sexo anal. Y cuando se lo comentó a su amigo, éste no pudo negarse ya que el morbo de metérsela por el culo era demasiado grande como para resistirse.

Desvirgadas Anal

Dejó mi ojete abierto como un túnel


Practicando mucho en casa, dejé mi ojete listo y preparado para mi primera experiencia anal. Así que fui a ver a mi chico y nada más verle, le dije que tenía mi permiso para metérmela por el culo. Él estaba como loco por hacerlo y yo le di vía libre, terminando con mi trasero abierto a más no poder, pero contenta porque la follada me gustó mucho.

Desvirgadas Anal

Nunca es tarde para el sexo anal


Veo como muchas jovencitas se atreven a practicar sexo anal y yo, nunca quise hacerlo. No se si fue por miedo o simplemente ya gozaba bastante por mi chochito, pero el caso es que ahora que tengo unos 40 años, he decidido probar un rabo por detrás. Lo hago a manos de un joven muy atractivo, que se desfoga con mi culo y me lo abre con su polla, mientras yo vuelvo a experimentar con algo nuevo y muy placentero.

Maduras Desvirgadas

Ensancha mi culo virgen con su pollón


He de reconocer que estaba muy nerviosa con mi estreno anal, ya que mi chico tiene entre las piernas un rabo bien gordo. Pero quiero tenerlo contento y hoy, mi culo virgen dejará de serlo. Y aunque la verdad es que me dolió un poco cuando me la metió por detrás, fue una experiencia que acabó por encantarme y que seguramente, volveré a probar pronto.

Desvirgadas Anal

Al fin mi culito acaba abierto


Tras oír hablar a mis amigas de sus primeras experiencias con el sexo anal, me decidí a estrenar mi culito. Primero lo hice a solas, con juguetes con los que fui preparando mi trasero. Pero nada como el rabo de mi chico para hacerlo y cuando lo sentí por primera vez, me gustó mucho y disfruté de lo lindo con cada embestida que me iba metiendo.

Desvirgadas Anal

La quiero por el culo pero con suavidad


No estaba por la labor de dejarme dar por el culo, pero mi novio insistió tanto, que tuve que dejarlo hacerlo. Eso sí, como era mi primer anal, le pedí que fuese cuidadoso conmigo y mi ojete, así que acabé a cuatro patas y penetrada con mucho cariño, algo que finalmente acabó por gustarme y que hizo la experiencia más llevadera.

Desvirgadas Anal