Pruebo el coño de la colegiala virgen

Colegiala virgen con su profesor

Todas mis alumnas son una tentación, pero como buen profesor me contengo y soy un auténtico profesional. El problema me vino el otro día, ya que al corregir el examen de una de ellas, le puse una nota muy baja. Para solucionarlo, ella comenzó a desnudarse y me puso su coño en la cara, algo que no pude rechazar. Así que a cambio de subirle la nota, la colegiala virgen me entregó su coño y dejó que lo estrenase sobre la mesa del aula.