Perdí mi virginidad, pero gané un aprobado

Pierdo la virginidad a cambio de aprobar

No soy de esas chicas que rindan mucho en gimnasia, así que cuando el profesor fue a darme la nota, me dijo que estaba suspendida. No lo podía permitir, así que aprovechando que estábamos a solas, decidí darle un baile sensual para convencerlo. Lo que pasa es que no era suficiente, por lo que eché el resto y entregué mi querida virginidad, dejándome follar por mi profe de gimnasia y logrando al fin el aprobado.