Etiqueta: rubias follando

Estrena a la estudiante con su rabo


La hermana de un amigo le pidió ayuda para preparar unos exámenes, así que este chico acudió a casa de la estudiante para echarle una mano. Pero en realidad, la golfilla lo que que necesitaba de él era su experiencia en el sexo, ya que es virgen y quiere estrenarse con un chico que sepa como follar. Por eso en cuanto estuvieron a solas, la muy golfa se le puso a cuatro patas y no tardó en pedirle sexo duro en su cuarto.

Rubias

Mueve su culazo como una profesional


Mirándola de arriba a abajo, esta rubia tiene muchas virtudes físicas, pero si tenemos que quedarnos con una es con su culazo. La muy golfa tiene un trasero muy rico y en el día de su estreno, va a usarlo como solo ella sabe hacerlo. Y es que va a probar el sexo por primera vez, aunque viendo como se mueve con el rabo de su chico a mano, no parece que sea virgen y él, disfruta de su energía mientras de paso, graba el polvete con su móvil.

Rubias

Guarra española se estrena tras una broma


Esta chica española parecía algo nerviosa y por eso, este chaval decidió hacer algo para relajarla, aunque fuese meterle un tartazo en toda la cara. Está claro que el ambiente acabó siendo mucho más ameno y eso logró que la rubia se soltase la melena. Una vez preparada, lo que vino después fue una dura follada para ese coño virgen, que probó polla y la cabalgó como nunca, llegando al orgasmo en repetidas ocasiones.

Rubias

Pedí sexo duro en mi estreno


Aun era virgen pero ya estaba mentalizada para estrenar mi coño el día menos pensado. Estaba pensando en como me gustaría que fuese y al final escogí la opción de hacerlo con sexo duro. Así que una tarde a solas con mi chico, le dejé someterme en el sofá y asumí mi papel de sumisa, hasta terminar en pelotas y comiéndole el rabo, el cual puse a punto y listo para desvirgar mi dulce chochito de un modo bestial.

Rubias

Me follé a la amiga universitaria de mi hija

La universitaria me puso cachondo

No sabía que mi hija había llevado a una de sus amigas a casa, una joven rubia universitaria que se estaba echando la siesta en el sofá. Quise despertarla, pero no porque estuviese ocupando espacio y no me dejase ver la tele, sino porque estaba en ropa interior y quería follármela a toda costa. Cuando abrió los ojos, me pilló cachondo y, aunque aun no había probado la polla de un hombre, no dudó en irse a mi dormitorio, para que un hombre maduro como yo estrenase su chochito.

Rubias

Menuda zorrita estaba hecha la animadora

La animadora quiso mi rabo

Tocaba partido y tenía que practicar antes para entrar bien caliente. Pero entonces apareció una joven y guapa animadora, que me ofreció un modo de calentar distinto. La muy golfa se lanzó a por mi rabo, ya que quería desvirgarse con mi enorme rabo de color y yo, decidí seguirle la corriente, aunque luego en el partido no estuve muy fino.

Rubias