Etiqueta: rubias guapas

Pruebo el sexo tras nuestra primera cita


Nuestros amigos nos presentaron y decidimos quedar para tomar algo en un café. Parecía un buen chico y me gustó mucho, lo suficiente como para entregarle mi virginidad. Y es que aun no sabía lo que era el sexo, pero esa misma tarde lo acabé descubriendo tras la cita. Y es que nos subimos a su piso y una ve allí, no tardé en quitarme la ropa para disfrutar de su rabo en mi coño virgen, que pronto dejó de serlo.

Rubias

Noté a mi sobrina demasiado cariñosa


Llegué del curro muy cansado y no esperaba que mi joven sobrina estuviese en casa. había venido a almorzar y mientras yo me relajaba un poco, ella empezó como a flirtear conmigo. Se puso a juguetear con sus pies ante mí y logró ponerme cachondo, algo que sin duda hizo a posta y que al final, la llevó a quitarse la ropa. Aquello ya no tenía vuelta atrás y al final, la muy golfa se montó sobre mi rabo, para hacer que fuese el primero en probar su chochito.

Rubias

Rusa se desvirga nada más pasar la puerta


Ya habían quedado más veces y hasta ahora esta rusa había alargado su estreno en el sexo, ya que quería estar preparada. Pero cuando fue a verle a su piso, la jovencita empezó a besarle y ambos acabaron muy calientes, tanto que no esperaron a pasar al dormitorio. En la misma entrada del piso, la chica acabó sin ropa y apoyada en un sofá, se llevó su primera follada y la disfrutó gimiendo como una perra en celo.

Rubias

Seduce y estrena a la dulce colegiala


Había acabado la clase, pero este maestro le pidió a la joven colegiala que se quedase, para resolverle algunas dudas de cara al siguiente examen. Aunque en realidad, era una excusa para quedarse a solas con ella y meterle la mano bajo esa falda tan sexy que siempre lleva puesta. Ella se dejó llevar y al final, acabó tentada por su profesor y gozando de su rabo a cuatro patas en su primera vez.

Rubias

Creo que mi profesor desea penetrarme


Tras muchos meses de clase, por fin llegó el día de mi graduación y el primero en felicitarme fue mi profesor. Aunque no esperaba que fuese tan cariñoso conmigo… quizás demasiado. De hecho, al vernos a solas en las escaleras y antes de la ceremonia, el tipo sufrió un calentón que se notó bajo su túnica. Yo aun era virgen, pero sentía mucha curiosidad y no pude evitar probar su rabo, en una despedida maravillosa donde estrenó mi coño a conciencia.

Rubias

Llegó la follada anal que tanto ansiaba


Había sido una cita romántica y entre ambos surgió una conexión especial, tanto que acabaron en el piso del chico metiéndose mano y besándose en el sofá. Estaba claro que habría sexo y en seguida se pusieron manos a la obra. Pero el calentón fue demasiado grande para los dos y al final, la chica quiso experimentar algo nuevo, así que le pidió una follada anal allí mismo. Nunca antes lo había probado pero viendo su cara mientras era enculada, está claro que la chica disfrutó y mucho.

Desvirgadas Anal

Quise su polla dentro de mi coño


Ya llevaba mucho tiempo pensando en follar y estrenarme de una vez, pero buscaba un chico que supiese como moverse en la cama y que tuviese una buena polla. Por suerte, el día de mi 18 cumpleaños un amigo de mi hermano apareció por casa y logré acorralarle en mi cuarto, tentándole para que me desvirgase. No me fue difícil, ya que pronto se la puse dura y lo que vino después, fue un polvazo del que ambos gozamos como animales en la cama.

Rubias

Desperté con ganas de sexo duro


Tras la cita y la cena, mi chico pensó que acabaríamos follando, pero como aun era virgen, le dije que aun no me sentía preparada, así que nos fuimos a dormir. Pero a la mañana siguiente, me desperté cachonda al ver el empalme que llevaba y como se notaba bajo las sábanas. De repente, tuve ganas de sexo duro, así que decidí que era un buen momento para estrenar mi chochito y le dejé penetrarme con fuerza, comenzando el día de un modo bestial.

Rubias

Acabé desflorada en el sofá de casa

Desflorada casera

Era el momento idóneo para probar el sexo por primera vez, ya que mis padres habían salido. Llamé a mi chico y le recibí en casa desnuda en el sofá, donde terminé desflorada tras un polvazo bestial. Me folló el coño con ganas, mientras yo gemía abierta de piernas y disfrutaba con orgasmos increíbles. Sin duda, una experiencia que desde hoy, voy a repetir cada vez que pueda.

Rubias

Un anal profundo y muy romántico

Anal profundo y romántico

La cita que tuve con mi chico fue muy romántica y al llegar a casa, empezamos a besarnos poco a poco. Era la mejor manera de terminarla, así que nos desnudamos y comenzamos a follar. Pero hoy estaba con ganas de disfrutar más intensamente del polvete y por eso, acabé dejándole darme un anal profundo, el cual fue el primero de mi vida pero que, viendo lo que me gustó, seguramente volveré a repetir.

Desvirgadas Anal