Etiqueta: rubias jovencitas

Gracias a mi rabo deja de ser virgen


Se que me estaba contando algo, pero por un momento mi mente empezó a pasar de ella y a concentrarse en sus piernas suaves. Estaba como loco por meterle mano, pero como aun es virgen, me corté un poco. Hasta que ya no pude más y decidí calentarla, logrando que se desnudase y que se me pusiese a cuatro patas, dispuesta a ser desvirgada por mi polla.

Rubias

Quiero ese pollón para estrenarme

Un pollón para desvirgarme

Llevaba un tiempo fijándome en uno de los amigos de mi hermano y, cuando se quedó en casa a dormir, no dudé en ir a por él. Y es que, estaba deseosa por desvirgarme y necesitaba un pollón experimentado para estrenarlo. Así que le esperé en la cocina cuando fue a desayunar, tentándole y logrando ponerle cachondo, hasta recibir mi deseada follada.

Rubias

Logro el puesto de niñera con un polvo

Follando para ser la niñera

Para costearme la universidad, he decidido ejercer de niñera durante un tiempo y hoy, acudo a una entrevista de trabajo. Lo que pasa es que no me esperaba que el dueño de la casa fuese un chico joven y cachas, que me puso muy cachonda nada más verlo. No tenía claro si darme el puesto, debido a mi poca experiencia, pero logré convencerle con mis armas de mujer. Y aunque aun era virgen, no dudé en ofrecerle mi coño, logrando el trabajo y además, mi primera follada.

Rubias

Tengo una madre que me ayuda a estrenarme

Estreno mi coño con mi madre

La verdad es que la timidez me tiene atenazada y por eso, aun no he logrado disfrutar del sexo con un chico. Pero hoy, cuando mi madre vio como quedaba con un compañero de universidad, decidió darme unas buenas lecciones y un empujón, para que mi coño al fin fuese penetrado. Lo hizo organizando un trío, donde pude verla en acción y me enseñó como cabalgar ese rabo como una profesional.

Rubias

Ya iba siendo hora de mi desvirgada vaginal

La desvirgada vaginal al fin llegó

Llevo un tiempo saliendo con él y la verdad es que, por miedo, le he dado largas a lo de tener sexo. El problema es que soy virgen y no quiero que mi desvirgada sea dolorosa ni algo traumático. Pero era algo que más tarde o más temprano, tenía que llegar. Así que en nuestra última cita, le dejé probar mi coño depilado y, aunque por momentos fue molesto, acabé gozando cada vez que me empotraba.

Rubias

Un pollón gordo para mi coño sin estrenar

Pollón gordo para mi coño

Ya que estaba como loca por desvirgarme, quise hacerlo con un pollón gordo que me diera todo el placer posible. Por eso, busqué a un mulato como éste, el cual estaba muy dotado de cintura para abajo y que me sorprendió en cuanto la vi. Casi no pude ni chuparla, pero dio igual porque pronto le pedí que me la metiese por el coño, aunque le costó entrar por su brutal grosor.

Rubias

Siempre quise estrenarme con un hombre mayor

Quise estrenarme con un hombre mayor

Los chicos de mi edad tienen las hormonas a todo trapo, pero no tienen experiencia alguna en el sexo. Por eso, en mi mente estaba la idea de estrenarme con un hombre mayor y hoy, al fin lo consigo. Lo hago con un amigo de mi padre muy cachas, que me ofrece su rabo y todo tipo de placer, para desvirgar mi chochito depilado y joven, en lo que fue mi primera follada.

Rubias

La vecina virgen salta sobre mi polla

Vecina virgen y caliente

Hace poco se ha mudado una rubia imponente a mi edificio, una chica universitaria que acaba de comenzar sus estudios en una facultad cercana. Es muy simpática y me da mucha conversación, llegando a darme algunos detalles demasiado íntimos de su vida, como que aun no ha estado con ningún chico. Así que hay estaba yo, viviendo junto a una vecina virgen y muy sexy, la cual un día decidió venir a por azúcar, pero acabó pidiéndome probar mi polla y desvirgarse como es debido con un hombre de verdad.

Rubias

Desconocido me desvirgó a cambio de pasta

Me desvirgó por dinero

Estaba dando un paseo por la calle, cuando un absoluto desconocido empezó a hablarme. Empezó a decirme lo guapay sexy que era, pero pronto fué la grano. Quería grabar un video casero y me quería a mi para la escenita subida de tono. Yo le dije que no porque, además, aun er virgen. Pero cuando vi el fajo de billetes, cambié de opinión en seguida. Le seguí hasta su apartamentó y allí desvirgó mi coñito por primera vez y delante de una cámara, algo que dificilmente olvidaré.

Rubias