De repente mi vecina rubia me quiso follar

Mi vecina rubia quiso follar

Estar forrado me permite tener una mansión con piscina y relajarme tranquilamente en mis días libres. Además, el dinero atrae a muchos tipos de mujeres y, la última, ha sido mi joven vecina rubia. La chica anda detrás de mí como una loca y hoy, se ha colado en mi casa para hacerme compañía. Se sentó en el sofá conmigo y me dijo que quería sexo, ya que nunca lo había hecho como un tío y quería estrenarse con uno con clase. Y con ese cuerpazo que gasta, no pude rechazar semejante invitación.