Del salón recreativo a desvirgarse duramente

Desvirgada a la del salón recreativo

Cogieron su coche y se fueron a un salón recreativo, para pasar el día jugando a videojuegos. Pero cuando llegaron, se encontraron con una joven negrita muy guapa y muy simpática. Empezaron a charlar y notaron una química brutal entre ellos, así que la invitó a su casa para tomar un refrigerio. Pero en realidad, lo que él quería, era catar ese coño, aunque la chavala le advirtió de su virginidad. Aun así, ambos siguieron adelante y la negrita pudo disfrutar de un primer polvete, a manos de un chico de enorme rabo.