El monitor estrenó mi coño latino


Nunca aprendí a nadar muy bien y ahora, tengo a un monitor joven y cachas para enseñarme. Cada vez que me toca me pone cachonda, más aun teniendo en cuenta que mi coño latino aun no ha probado polla. Pero se que a él también le gusto y en una de las clases, lo pude comprobar en mis propias carnes ya que al final, terminamos echando un polvo en la piscina y pude desvirgarme con él mientras chapoteábamos agua.