El profesor de cocina me enseña a follar

Profesor cocina enseña follar

Se me ha antojado aprender a cocinar, así que me he apuntado a unas clases con un profesor muy simpático. Un día, me propuso darme unas clases particulares en su casa, algo a lo que accedí. Pero lo que realmente quería, no era enseñarme a cocinar, sino a follar. Yo soy virgen, pero ante tal propuesta no pude negarme y, al final, acabé a cuatro patas con mi coño siendo brutalmente penetrado por primera vez y gimiendo con mis primeros orgasmos.