Etiqueta: sexo con la vecina

Hice gemir a mi vecina asiática


He notado como mi joven vecina asiática mi mira siempre que me ve, sobre todo a la zona del paquete. Se nota que la chica tiene interés por mi rabo negro, algo que demostró en su visita. Aunque no solo por el tamaño, sino porque como hasta ahora no había probado el sexo, decidió que nada mejor que un mulato para estrenar su coño oriental como dios manda.

Asiáticas

A esta colegiala le gustó mi pollón

Le da duro a la colegiala

Todos los días veo a mi joven vecina lucir palmito con ese vestido de colegiala, algo que me pone a cien. La chica sabe que la observo y un día, acaba yendo a mi casa con intenciones de probar mi enorme rabo, ya que aun no se ha desvirgado y quiere hacerlo con un hombre experimentado. Así que con cuidado de que nadie nos pille, le quito la falda y meto mi pollón dentro de su coñito virginal.

Negritas

Me pongo a cuatro patas para mi vecino

A cuatro patas y desvirgada

Sabía que el vecino estaba por casa ayudando a mi padre con su coche. Y yo, andaba más cachonda y necesitada que nunca, ya que aun estoy por desvirgar. Me he reservado para un hombre con experiencia y nadie como él, así que le espero en la cocina a cuatro patas, lista para disfrutar de su rabo bien dentro de mi coño.

Pelirrojas

No sabía que mi vecina latina fuese virgen

La vecina latina era virgen

Siempre pensé que con esa pinta de zorra, mi vecina latina ya se habría follado a medio vecindario pero según me cuentan, la chica aun es virgen. En cuanto me enteré, fui a verla a su casa con la única intención de desvirgarla y al verme, me invitó a pasar. Sus padres no estaban y era la ocasión perfecta para hacerlo, algo que la chaval no desaprovechó para sentir al fin su primer rabo dentro de ese rico coño colombiano.

Latinas

Como ha crecido la vecina latina

La vecina latina ya es un zorrón

Hace mucho tiempo que no veo a mi vecina latina, la cual de repente, se ha convertido en una mujer de lo más sexy. Ahora anda en busca de un chico que estrene su coño y al parecer, se ha fijado en mí. Apareció en mi porche con su bikini y esa cara e golfa que tiene y, hasta que no me convenció para follar, no pasamos a dentro a darle duro en el sofá de mi casa.

Latinas

La vecina rusa quería probar el sexo

Estreno a la vecina rusa

Cuando vi por primera vez a mi nueva vecina rusa, no podía desviar la mirada de esos ojos y ese cuerpazo joven y tierno. La chica me invitó a pasar a su piso, para conocernos mejor, pero lo que en realidad quería era follar. Encima, aun era virgen y estaba ansiosa por una polla que penetrase su coño, por lo que la motivación para el polvete era aun mayor.

Morenas

Estreno a mi vecina japonesa en el almuerzo

Vecina japonesa almuerza y se estrena

Tras llegar de la escuela, esta vecina japonesa quiso almorzar conmigo y no pude decirle que no a la jovencita. Pero además de la comida, quería llevarse a la boca y a su coño otra cosa, mi polla. Y es que, la chavala tiene ganas de desvirgarse y no puedo dejar de pensar en ello, por lo que acabo espatarrándola y penetrando su coño oriental con mi rabo erecto.

Asiáticas

Cumplo los deseos de mi vecina colombiana

Vecina colombiana me pide estrenarse

En cuanto la vi, me quedé prendado por el morbo de mi nueva vecina colombiana, una jovencita muy guapa y joven, que desprende fuego allá por donde va. El otro día, me pasé por su casa y la espié desde su ventana, donde pude observar como se masturbaba el coño. Ante tal imagen y viendo lo necesitada que estaba de polla, decidí intervenir y aunque en ese momento era virgen, me dejó hacerle de todo y terminé estrenando su chochito latino como es debido.

Latinas

La vecina virgen me busca para follar

Vecina virgen quiere estrenarse

Según me han comentado, tengo una vecina virgen en el bloque y por lo visto, es una joven y guapa morena que vive justo en frente de mí. Cada vez que nos vemos, nos lanzamos miradas lascivas y la verdad es que, si un día se me pone a tiro, no dudaría en estrenar ese coñito. De repente, una noche tocaron la puerta de mi piso y era ella, que me buscó ansiosa por estrenarse de una vez, algo que no dudé en hacer con mucho gusto.

Morenas