Etiqueta: sexo con negras

Desflorada por un pollón bien grande


Quizás alguno piense que soy muy exigente a la hora de elegir a los chicos y por eso, hasta ahora no me he decidido a “entregarle mi flor” a ninguno de ellos. Pero es simplemente porque no tiene entre las piernas lo que busco y solo quiero desvirgarme por un buen pollón. Cuando al fin lo encuentro, preparo mi coño para lo que se me viene encima y termino gozando como una perra en celo, cuando me perfora el chochito hasta el fondo.

Negritas

Negra virgen quiso mi pollón

Negra virgen goza de un gran pollón

No pude evitar fijarme en ella mientras volvía a su casa en esos patines. Cuando me acerqué a hablar con la jovencita mulata, le ofrecí directamente mi rabo, aunque me confesó que aun no había probado el sexo. Eso me hizo ponerme más cachondo ante la idea de probar a esa negra virgen, así que no paré hasta convencerla de estrenarse conmigo y con mi enorme pollón de color.

Negritas

Desvirgada interracial para la mulata

Se estrena con una desvirgada interracial

Ella sabe muy bien que los chicos mulatos andan muy bien dotados y por eso, no quiere probar el sexo con sus rabos. Es más, parece que los blanquitos empiezan a atraerle mucho y hoy, queda con uno de ellos para comer. Tras la cita, la invita a su casa y una vez allí, decide probar una desvirgada interracial, donde disfruta al fin de una buena follada con una polla que le da muchísimo placer.

Negritas

Del salón recreativo a desvirgarse duramente

Desvirgada a la del salón recreativo

Cogieron su coche y se fueron a un salón recreativo, para pasar el día jugando a videojuegos. Pero cuando llegaron, se encontraron con una joven negrita muy guapa y muy simpática. Empezaron a charlar y notaron una química brutal entre ellos, así que la invitó a su casa para tomar un refrigerio. Pero en realidad, lo que él quería, era catar ese coño, aunque la chavala le advirtió de su virginidad. Aun así, ambos siguieron adelante y la negrita pudo disfrutar de un primer polvete, a manos de un chico de enorme rabo.

Negritas

Estreno interracial para su coño de ébano

Estreno interracial para negra virgen

Lleva tiempo pensando en desvirgarse, pero esta negrita quiere hacerlo con un chico blanco, ya que le vuelven loca. Así que, tras conseguir ligar con uno de ellos e ir a su casa, consigue su ansiado estreno interracial, donde su coño al fin siente una dura polla penetrándola hasta el fondo y donde el chico puede gozar de una diosa de ébano con un cuerpazo de chocolate bien rico.

Negritas

Follada interracial para estrenarme a lo grande

Follada interracial para estrenarme

No suelo salir mucho con mis amigas, ya que me paso las tardes estudiando. Mi madre está preocupada y un día se lo comentó a uno de mis vecinos, un tipo mayor y blanco con el que coincide de compras. Al enterarse, un día se pasó por casa y quiso charlar conmigo, pero lo que realmente quería era una follada interracial y poder follar con una chica negra como yo. El caso es que aun soy virgen, pero el morbo por follar con un blanco y estrenarme, hacen que me atreva a probarlo.

Negritas

La vecina negrita adora los blancos

Vecina negrita amante de los blancos

Por miedo a que algún mulato le rompa el coño el día de su estreno, mi joven vecina negrita aun no se ha desvirgado y la verdad es que está ansiosa. Un día me vió cerca de su casa por la ventana y me pidió compañía, así que entré a su casa y estuvimos a solas charlando del tema. En un momento dado, se abalanzó sobre mí y me besó, poniéndome a tono y preparándose para ser follada. Pensó que mi polla blanca era perfecto para su chochete y, tras el polvo, así fue. Desde entonces, adora el sexo interracial y follar con blanquitos.

Negritas

La negra virgen está ansiosa por estrenarse

Negra virgen quiere estrenarse

En estos días de sol y playa, me he topado con una chica de color preciosa y que luce los bikinis como nadie. Un día la invité a mi casa y, aunque me costó convencerla, se vino conmigo. Luego me explicó que aun no había tenido sexo con un chico, por lo que esta negra virgen estaba por estrenar. Pero viendo su cara, estaba claro que tenía muchas ganas y, además, aun más hacerlo con un chico blanco. Así que mientras sostenía mi móvil, saque mi polla y desvirgué a esta diosa de ébano mientras la golfilla gemia de placer.

Negritas