La sevillana tiene un culazo descomunal


Es salir a la calle a pasear y llevarse todas las miradas, algo normal en esta sevillana y sobre todo por su culo, que es simplemente una maravilla para la vista. El otro día volvía de clase y un chico empezó a piropearla, llegando a convencerla para tomarse algo en su casa. Estaba claro lo que quería y, aunque ella aun no había estado con un hombre, decidió probar y estrenarse, meneando sus nalguitas sobre un pollón español.