Etiqueta: sexo en la cocina

Quiero ese pollón para estrenarme

Un pollón para desvirgarme

Llevaba un tiempo fijándome en uno de los amigos de mi hermano y, cuando se quedó en casa a dormir, no dudé en ir a por él. Y es que, estaba deseosa por desvirgarme y necesitaba un pollón experimentado para estrenarlo. Así que le esperé en la cocina cuando fue a desayunar, tentándole y logrando ponerle cachondo, hasta recibir mi deseada follada.

Rubias

Sexo en la cocina para acabar la cita

Tenemos sexo en la cocina

Tras una primera cita que salió muy bien, en la segunda decidí ir a su piso y cenar juntos. Quise ayudarle a prepararlo todo, pero al final acabamos teniendo sexo en la cocina y sobre la encimera. Era la primera vez que lo experimentaba, pero fue todo un morbo hacerlo en esa habitación, donde estrenó mi coño como un semental y en varias posturas que me dejaron cachonda perdida.

Morenas

Mi chochito virgen al fin recibe pollazos

Estreno mi chochito virgen

Aunque le dije que íbamos a estudiar, lo cierto es que quería estrenar mi chochito virgen con sexo duro junto a mi compañero de clase. Me aseguré de que mis padres no nos molestarían y al final, me abrí de piernas en la cocina, me subí a la encimera y le dejé penetrarme hasta el fondo, experimentando al fin la primera penetración de mi vida.

Rubias

Follada en la cocina por un hombre mayor

Follada en la cocina por primera vez

De vez en cuando, mi padre se trae a casa a algún compañero de trabajo. Normalmente son tíos feos y gordos, pero hoy llegó uno que me atrajo mucho. Encima yo aun estaba por estrenar y quería un hombre experimentado para gozar de mi primera vez. Así que me exhibí en braguitas, hasta que no pudo más y me metió una follada en la cocina que tardaré mucho en olvidar.

Morenas

Acudí a la llamada de mi vecina tetona

La vecina tetona me dejó follármela

Las ventanas de la casa de mi joven vecina tetona, me hicieron ver algo que me puso la polla muy dura. La chavala estaba masturbándose en la cocina, con sus padres fuera de casa y toda la intimidad del mundo. Cuando la vi, pensé en irme y dejarla tranquila, pero opté por entrar en su casa y hacerle compañía. Ella no tuvo problemas conmigo, ya que prefería una buena polla, para poder desvirgarse como es debido, algo que hice sobre la encimera y en varias posturas muy morbosas.

Rubias

Quiero que desvirgue mi chocho en la cocina

Quiero que desvirgue mi chocho

Un compañwero de la universidad me invitó a su piso a cenar. Se que lo tengo loco y yo, aunque no estoy muy emocionada por el encuentro, acudo pero con otras intenciones. Lo que realmente necesito y quiero, es que desvirgue mi chocho de una vez. Estoy cachonda y necesitada de probar el sexo, así que al final pasamos de la cena y terminamos follando en la cocina, donde al fin experimento un polvete en condiciones.

Morenas