Acabo estrenando a mi amiga universitaria

Universitaria desvirgada en campus

La mayoría de compañeros de facultad dormían en esta residencia, menos mi amiga universitaria y yo. Acabé en su cuarto, donde nos besamos y nos metimos mano mutuamente, hasta que me pidió que la desvirgase. Era su primera vez, pero yo no suelo ser cuidadoso follando, así que me dejé llevar por el calentón y no tuve piedad, algo que a ella no le importó, dado los gemidos que hacía mientras la penetraba.