El dependiente me estrena en los probadores

Desvirgada por el dependiente

Adoro ir de compras pero, al entrar en esta tienda, no pude evitar fijarme en el dependiente cachas. Pensé que sería el tío ideal con el que estrenarme en el sexo, así que me metí en los probadores y le pedí su opinión sobre lencería sexy que me había puesto. Al verme, se empalmó al instante y en cuanto nos quedamos a solas, le invité a follarme el coño por primera vez en la tienda.