Su disfraz de sirvienta cachonda funcionó

Vestida de sirvienta cachonda

Normalmente viste con trajes muy formales y nada sexys, quizás por eso esta asiática aun no ha probado una buena polla y no se come un rosco. Por eso, hoy decide vestirse de sirvienta cachonda y atrae las miradas de este chico, que se pone a tono con su traje y esas tetazas que tiene, hasta ir a su casa y rematar la faena estrenando su coño oriental en un polvazo que sin duda, ella andaba necesitando.