Estreno a una jovencita tailandesa

Jovencita tailandesa desvirgada

He decidido irme a Tailandia de vacaciones, para ver el país y relajarme todo lo posible. Una vez allí, conocí a una jovencita tailandesa muy simpática y mona, a la que decidí invitar a mi hotel para tomar una copa. La chica se mostró de lo más afable y yo sentía un morbo brutal ante tal caramelito. Sabía mis intenciones y me advirtió de que era virgen, por lo que fuí muy delicado cuando comencé a follarle su coño con mi polla.