Voy a desflorar tu dulce coñito

Voy a desflorar su coño

Llevamos muy poco tiempo saliendo y, además, ella aun es virgen. Por respeto, no la he forzado y he sido muy paciente, pero ya no aguanto más. Pienso desflorar ese coño hoy mismo y, cuando encima la veo con un pantaloncito corto y huntándose crema, no dudo en lanzarme sobre ella. Pronto se deja llevar y en seguida me pide que me la folle más duro, algo que hago con mucho gusto, ya que llevo días aguantando como un campeón.