Etiqueta: tetas pequeñas

Noté a mi sobrina demasiado cariñosa


Llegué del curro muy cansado y no esperaba que mi joven sobrina estuviese en casa. había venido a almorzar y mientras yo me relajaba un poco, ella empezó como a flirtear conmigo. Se puso a juguetear con sus pies ante mí y logró ponerme cachondo, algo que sin duda hizo a posta y que al final, la llevó a quitarse la ropa. Aquello ya no tenía vuelta atrás y al final, la muy golfa se montó sobre mi rabo, para hacer que fuese el primero en probar su chochito.

Rubias

El sexo se convirtió en mi adicción


Siempre oía como mis amigas hablaban de su primera vez, mientras yo aun me lo pensaba y conservaba mi virginidad. Hasta que un día decidí probar el sexo con un chico y lo disfruté de un modo bestial. Me corrí varias veces y pude sentir un rabo en mi coño, que me acabó convirtiendo en toda una ninfómana. Y es que ahora, no puedo parar de follar y no hay hombre con el que no quiera tener un rato de folleteo intenso en la cama.

Pelirrojas

Al final el sexo fue lo que la relajó


Tras leer mucho sobre meditación y demás, esta morena ha querido probarlo para inhibirse de sus deseos y abstenerse del sexo, además de conseguir así relajarse cuando esté tensa. Pero al final, parece que no conseguía su objetivo, así que le pidió a un amigo de su hermano que le diese un masaje. Ahora si que estaba disfrutando, pero al mismo tiempo estaba poniéndose cachonda hasta que al final, no pudo reprimir sus instintos y acabó por estrenarse con él, en una follada de lo más relajante.

Morenas

Guapa oriental se estrena con su amigo


Tras abandonar su país de origen, esta chica oriental poco a poco se va adaptando a la vida occidental y ya ha hecho unos cuantos amigos. Una tarde quedó con un compañero de clase para estudiar y de paso, ejercitar el idioma que está aprendiendo de un modo bastante rápido, pero entre los dos surgió algo. Ella se dejó llevar y como aun no había probado el sexo, decidió seguir adelante y probarlo por primera vez con este chico.

Asiáticas

Revienta un coño virgen con su pollón


Con esas pintas de empollona y siendo tan pequeñita, esta rubia desprende mucho morbo y hay muchos chicos que se mueren por follársela. Pero hasta ahora, ha logrado conservar su coño virgen e impoluto. Hasta que quedó en casa con un compañero de facultad que, en vez de estudiar con ella, lo que hizo fue meterle su enorme rabo hasta el fondo. Ella no podía creerse que ese pedazo de polla entrase en su chochito, pero lo hizo y al final, la desvirgó dándole mucho placer.

Rubias

Esperaba ansiosa su primera follada


Querían conocerse bien y por eso, alargaron el sexo hasta tener confianza juntos, aunque el hecho de que la chica fuese virgen también influyó. Pero llegó un día en el que ninguno de los dos pudo más y finalmente, disfrutaron de esa primera follada. Ella le recibió en el jardín de casa en ropa interior y nada más verla, se puso tan cachondo que tuvieron que buscar un banco cómodo donde cabalgar juntos como animales.

Morenas

Corrida facial tras dejarle estrenarme


Andaba paseando junto a la playa, luciendo palmito y viendo la arena fina cuando de repente, un par de chicos se acercaron a ligar conmigo. Yo aun era virgen en aquel momento, pero al verlos tan dispuestos, decidí acompañarles a su apartamento para estrenar de una vez mi chochito. Disfruté como una perra de uno de ellos, mientras desvirgaba mi coño, hasta terminar pidiéndole una corrida facial, que también quise de su amigo.

Morenas

Jovencita quiere estrenarse con un buen rabo


Aun es virgen pero esta jovencita tiene claro que quiere desvirgarse de una vez, eso sí, quiere hacerlo con un chico bien dotado para disfrutar mucho más y no olvidar esa experiencia. Sus amigas le han hablado de un chico que parece que reúne las condiciones y, tras hacerle una visita a su piso, se desnuda ante sus narices para ponerse manos a la obra. La chavala lo da todo en el sofá y al final acaba disfrutando, gracias a una polla bien gorda que estimula su chochito depilado.

Morenas

El monitor estrenó mi coño latino


Nunca aprendí a nadar muy bien y ahora, tengo a un monitor joven y cachas para enseñarme. Cada vez que me toca me pone cachonda, más aun teniendo en cuenta que mi coño latino aun no ha probado polla. Pero se que a él también le gusto y en una de las clases, lo pude comprobar en mis propias carnes ya que al final, terminamos echando un polvo en la piscina y pude desvirgarme con él mientras chapoteábamos agua.

Latinas

Pierdo la vergüenza y la virginidad


Aunque antes era más bien tímida y recatada, he sufrido un cambio muy grande. Ahora presumo de curvas y me exhibo en plena calle, enseñando mis tetitas a todo el que pasa. Y un día, uno de esos desconocidos se quedó prendado de mí y me invitó a su piso, donde perdí mi virginidad con él y el polvazo que acabó metiéndole a mi chochito.

Pelirrojas