El taxista estrenó mi culito

Taxista estrena mi culo

Tenía algo de prisa por llegar a clase, así que le dije al taxista que pisase el acelerador. Él me dijo que entonces el paseo sería más caro y, como no tenía mucho dinero, ofrecí mi cuerpo para que hiciese con él lo que quisiese y cobrara en carne. Así que hizo una parada rápida y comenzamos a follar. Me estaba gustando tanto, que me atreví a pedirle sexo anal, algo que jamás había hecho. Así que al final, mi primera enculada acabó ocurriendo en el asiento trasero de un taxi.