Fue el primero de muchos polvos

Se inicia en los polvos

Llegó el día y, aunque estaba algo nerviosa, estaba dispuesta a desvirgarme. Probé un par de posturas nada más, pero las gocé mucho, tanto a cuatro patas como abierta de piernas para mi chico. La follada que me metió me encantó y con seguridad, puedo decir que vendrán muchos más polvos de aquí en adelante, ya que mi coño oriental acabó más que satisfecho.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *