Gorda pelirroja al fin prueba polla


Debido a su peso y a no tener una cintura de avispa, esta gorda pelirroja no ligaba nada y encima, aun estaba pendiente de probar el sexo por primera vez. Estaba desesperada hasta que un día yendo de compras, vio como un chico se fijaba en ella. Se mostró muy simpático y decidió invitarle a su casa cuando sus padres no estaban, dispuesta a entregarle su coño y disfrutando finalmente de su primera vez con un hombre.