Inmigrante mexicana deja que el policía estrene su chochito

El profesor de yoga no se pudo resistir

Como en su país no puede prosperar como a ella le gustaría, esta inmigrante mexicana decide intentar cruzar la frontera y buscarse la vida en Estados Unidos. El problema es que hay mucha vigilancia y de hecho, uno de los guaridas fronterizos acabó pillándola. Estaba a punto de deportarla, pero viendo lo buena que estaba, acabaron llegando a un trato. El tipo haría la vista gorda si a cambio, la morena se dejaba follar y aunque aun era virgen. no le quedó más remedio que hacerlo para conseguir entrar al país.