Le insiste a su hermanastra hasta probar su chochito virgen

Le insiste a su hermanastra hasta probar su chochito

Desde el primer día que la conoció, este chaval se quedó flipando con la belleza de su joven hermanastra. El chico está empeñado en catar su chochito y un día leyendo su diario, descubrió que aun era virgen. Al saberlo le entraron aun más ganas y una tarde a solas, se lanzó a por ella en la cocina. La chavala quiso contentarle con unas mamadas, pero no era suficiente y al poco rato, terminó abriéndose de piernas para él en la cama, donde la desvirgó a conciencia.