La polla dura de mi profesor me dio placer

Gozo con esa polla dura

Se que está mal, pero mi profesor me pone muy cachonda, así que un día esperé a que mis compañeros se fueran y me quedé a solas con él en clase. Empecé a poner su polla dura, contoneándome ante él con mi faldita de colegiala y mis miradas de zorra. Cuando ya no pudo más, me abrí de piernas sobre la mesa y al fin, logré desvirgarme con un hombre de verdad, que me dio placer hasta correrme como nunca.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *