La vecina asiática llegó para estrenarse

Estreno a la vecina asiática

Tengo un hijo adolescente que un día, me comentó que la vecina asiática aun es virgen. La chica está como un tren y sus rasgos orientales me ponen muchísimo y por eso, decidí hacer algo para acabar con su virginidad. La llamé para que viniese a mi casa y ella pensó que sería para encargarle algún recado, pero lo que terminé ofreciéndole, fue mi rabo que ella aceptó encantada y probó en su coño oriental, el cual al fin supo lo que era el sexo duro.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *