Las vecinas negras probaron al blanquito


Mientras sus vecinas negras se lo pasaban en grande en la piscina, este chico observaba empalmado sus cuerpazos. Ellas se dieron cuenta y aunque aun no habían probado el sexo, el morbo por estrenarse y con un chico blanco era demasiado. Así que pasaron a la casa y se fueron al dormitorio con el chico, listas para compartir su pedazo de polla en un trío interracial, donde ninguna se quedó sin probar rabo.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *