Mi virginidad a cambio del aprobado

Virginidad a cambio de aprobar

Hay una asignatura que tengo atravesada y necesito convencer al profesor para que me apruebe como sea. Así que voy a su despacho y le ofrezco algo que no podrá rechazar: mi virginidad. Cuando me quité la camisa y vio mis tetitas naturales, se puso cachondísimo y más aun cuando le confesé que aun no había probado el sexo y que quería que fuese él quien me estrenase. Al final, cerramos el trato con mucho gusto.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *