Mi virginidad tuvo un precio

Pierdo virginidad por dinero

Nunca olvidaré el día en el que perdí mi virginidad. Un desconocido se me acercó tras salir de clase en la universidad y me ofeció un pastón a cambio de sexo. Aunque aun no lo había probado, ver tantos billetes me hizo reflexionar y decidí dar el paso. Así que buscamos un lugar tranquilo al aire libre, donde estrnó mi coño en una follada, la cual además grabó en vídeo con su móvil.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *