Mis primeras corridas internas fueron increibles

Primeras corridas internas

Un amigo muy íntimo me había invitado a su casa y yo intuía que seria para follar. Estaba algo nerviosa porque era mi primera vez, pero al mismo tiempo excitada por estrenar mi coño. Pero al final me llevé una sorpresa, pues habían varios tios y entre todos terminaron por desvirgarme. Pero por si fuera poco, al ir acabando la faena, todos terminaron dándome múltiples corridas internas y rellenando mi chochito de lefa caliente.