Categoría: Morenas

Carol Vega se estrena en la furgoneta


Como necesitaba que alguien la llevase a su casa, la joven Carol Vega hizo autostop y logró que unos desconocidos le ofreciesen su furgoneta. Pero como chica agradecida que es, quiso compensar al menos a uno de ellos y le dijo que fuese al asiento trasero. Ella aun era virgen, pero decidí acabar con eso y echarle un buen polvo con el coche en marcha, cabalgando su rabo como una fiera.

Morenas

La colegiala acabó desnuda en mi despacho


Mientras daba clase, noté como una colegiala alumna mía me ponía unas caras de golfa desde su mesa. Incluso se subía la falda para enseñarme su coño y ya empezaba a ponerme nervioso. Cuando terminé, me fui a mi despacho pero allí, estaba ella en pelotas y abierta de piernas, dispuesta a estrenarse conmigo y a disfrutar del sexo por primera vez, algo a lo que no pude resistirme.

Morenas

Llegué deseosa de mi primera polla


Después de meterme en una página de contactos en la red, quedé con un chico para follar sin compromiso. No le dije que aun era virgen y se lo confesé al llegar a su apartamento. Se ve que no haber catado polla es algo que a él le pone y mucho, algo que pude notar en su entrepierna y al final, disfruté del calentón que le acabé provocando y así, pude experimentar una primera vez de lo más intensa.

Morenas

El limpiapiscinas rellenó mi chochito


Con mis padres cerca y vigilando, no he podido ni acercarme al limpiapiscinas cachas que tenemos currando un par de veces por semana. Pero en cuanto me dejaron a solas, le invité a pasar a casa para tomar un vaso de agua y de paso, tantear el terreno. Poco a poco fue subiendo la tensión sexual y al final, logré convencerle de que me follase y estrenase mi coño. Pero se ve que el polvete le gustó mucho, ya que no pudo controlarse y terminó rellenando mi coño de su lefa.

Morenas

Cambio mi virginidad para subir nota


Necesito tener un expediente impoluto y entre mejores notas tenga, pues más fácil acceder a una buena universidad. Pero mi profesor de lengua hizo un examen difícil y no tuve el resultado esperado, así que fui a hablar con él para intentar que me suba la puntuación. Viendo que no estaba por la labor, decidí ofrecerle algo tan simple como mi virginidad y él, no dudó en aceptarla y en follarme, logrando así mi objetivo.

Morenas

Guapa rusa me deja probar su coño


De vez en cuando me paso por el aeropuerto con un colega, intentando ligar con chicas extranjeras, como esta guapa rusa. Nos ofrecimos a llevarla a su hotel y ella se apuntó, pero no sabía que me lo agradecería de ese modo. Y es que en el asiento de atrás, me dejó probar su coño, en lo que según me dijo, fue su primera vez.

Morenas

Al fin encuentro el pollón adecuado


Siempre que me he echado novio o follamigo, éste tenía un rabo más bien pequeño y al final, acababa rechazándolo. Por culpa de lo exigente que soy, aun sigo virgen pero al fin, he dado con un buen pollón. Menudo rabo calza este chico, lo suficientemente grande como para disfrutar de mi desvirgada, acabando muy contenta con la primera follada de mi vida.

Morenas

Voy a despertarle porque quiero follar


Cuando estuve a punto de desvirgarme, el chico que fue a metérmela se echó para atrás porque también era su primera vez y se acojonó. Me quedé un poco frustrada, pero no pienso parar hasta follar por primera vez. Así que decido colarme en casa de mi vecino y, aunque estaba echándose la siesta, decidí despertarle a mi manera. Le agarré la polla que pude notar bajo las sábanas y no me costó nada convencerle de que me la metiese bien dentro de mi chochito.

Morenas

Esas tetazas al fin se ponen en movimiento


Oportunidades para desvirgarse ha tenido muchas, ya que esta chica está muy buena y con esas tetazas tan perfectas que tiene, no hay hombre que se le resista. Pero la muy zorra tenía un plan y fue estrenar su coño en una escena porno. Sabe que los vídeos de chicas desvirgadas se pagan mejor y usó su condición para ganarse un dinerito extra perdiendo la virginidad ante una cámara.

Morenas

La sevillana tiene un culazo descomunal


Es salir a la calle a pasear y llevarse todas las miradas, algo normal en esta sevillana y sobre todo por su culo, que es simplemente una maravilla para la vista. El otro día volvía de clase y un chico empezó a piropearla, llegando a convencerla para tomarse algo en su casa. Estaba claro lo que quería y, aunque ella aun no había estado con un hombre, decidió probar y estrenarse, meneando sus nalguitas sobre un pollón español.

Morenas