Categoría: Morenas

Mi primera vez fue en un trío casero


Quien me iba a decir a mi que, el día que iba a desvirgar al fin mi coño, tendría dos rabos para hacerlo. Y es que al final, terminé por estrenarme en un trío casero, gracias a dos amigos de la facultad bien dotados que se turnaron para penetrarme el coño. Me lo pasé en grande con ellos y gemí de lo lindo mientras se iban cambiando, probando dos pollas bien duras que me dejaron el chochito muy mojado.

Morenas

Despierta que quiero probar el sexo


De vez en cuando, en casa se quedan a dormir algunos de los amigos de mi hermano, tras salir de fiesta la noche anterior y terminar resacosos. Así que una mañana y con unas ganas locas de probar el sexo de una vez, me colé entre las sábanas mientras uno de ellos dormía y le comí la polla. Le desperté y se quedó de piedra al ver lo que le estaba haciendo, siguiéndome el juego hasta complacer mis deseos de estrenarme.

Morenas

Colegiala posa antes de estrenar su coño


Tras quedar para estudiar, esta colegiala quiso relajarse un rato en el sofá y al verla tan sexy, su compañero de casa quiso dibujarla. Ella empezó a posar, pero de repente fue subiéndose la falda para enseñarle sus largas piernas. El chico acabó cachondo perdido, momento ideal para que ella pudiese estrenarse al fin en el sexo. De hecho, se lanzó a por su rabo como una loca desesperada, hasta terminar follándoselo sin sus padres cerca para que nadie los pillase.

Morenas

La animadora acaba probando mi polla


Cada vez que hay un partido, me fijo en una animadora muy guapa y llena de piercings, algo que me da un morbo brutal. Un día decidí invitarla a mi casa, para tomarnos unas cervecitas y conocernos mejor. Pero ella sabía que me la quería follar y como aun era virgen, no estaba por la labor. Por suerte, mi insistencia y el alcohol hicieron efecto en ella y al final, logré mi objetivo, bajándole les bragas en mi cuarto y estrenándola en el sexo a lo bestia.

Morenas

Al final el sexo fue lo que la relajó


Tras leer mucho sobre meditación y demás, esta morena ha querido probarlo para inhibirse de sus deseos y abstenerse del sexo, además de conseguir así relajarse cuando esté tensa. Pero al final, parece que no conseguía su objetivo, así que le pidió a un amigo de su hermano que le diese un masaje. Ahora si que estaba disfrutando, pero al mismo tiempo estaba poniéndose cachonda hasta que al final, no pudo reprimir sus instintos y acabó por estrenarse con él, en una follada de lo más relajante.

Morenas

Es guapa y dulce, pero también una golfa


Hace poco conocí a una jovencita preciosa y muy dulce, con unas coletas muy monas y una pinta de ser muy inocente. La chica lo tenia todo y parecía que yo le gustaba, aunque también dio la sensación de que era de las que quería ir poco a poco… nada más lejos de la realidad. Y es que en la primera cita, ya quiso meterse en mi cama ya que aun no había probado el sexo y en cuanto surgió la oportunidad, me dejó probar su chochito y estrenarlo con dureza, demostrando lo golfa que puede llegar a ser.

Morenas

Pago mi delito con mi virginidad


No se que fue lo que me pasó en la tienda, pero no pude evitar robar un par de artículos y metérmelos en el bolso. El problema es que las cámaras de seguridad me acabaron pillando y terminé en una sala a solas con el guardia de seguridad. Me obligó a desnudarme para registrarme más a fondo y al final, me hizo “pagar” ese delito con un polvo, donde perdí mi virginidad y que terminó por estrenar mi coño por primera vez.

Morenas

Noté su polla dura en el baño


No quiero que piense que soy una cualquiera y por eso, con mi chico he querido esperar para el sexo, aunque también porque soy virgen y aun no me siento preparada. Pero una tarde, acabé en el baño con él y pude notar su polla dura bajo sus calzoncillos, hasta llegar a tocarla. Era demasiada tentación y al final, no me quedó más remedio que bajarme las bragas y desvirgar mi coño tras ese calentón tan bestia que experimentamos.

Morenas

Morena tetona al fin prueba polla


Hasta ahora, esta morena tetona no ha estado en la cama con un chico, pero parece que la oportunidad va a surgir con un compañero de clase. Se suponía que iban a estudiar, pero en lugar de eso, ambos terminaron metiéndose mano. La cara de curiosidad de la chica era increíble, hasta que al fin vio ese rabo y se lo llevó a la boca, antes de ponerse a cuatro patas y disfrutarlo al estilo perrito.

Morenas

Pierde al futbolin y se deja follar duro


Tras instalarse en su nuevo piso, este chico invitó a una amiga y lo estrenaron jugando al futbolin. De hecho, la chavala decidió darle más morbo a la partida y con cada gol, debían quitarse una prenda d ropa. Estaba claro lo que quería, ya que no juega muy bien y al final, terminó en pelotas. Cuando eso pasó, se arrodilló ante él y quiso comerse su rabo, hasta terminar follándoselo y estrenándose en el sexo en el mismo suelo.

Morenas