Muestro a la niñera lo que es el sexo

La niñera será desvirgada

Ya hace unas semanas que tengo a una niñera trabajando en casa, una jovencita universitaria guapa y muy sexy. Un día, limpiando la casa, me encontré un consolador y sabía que era suyo, por lo que cuando tuve un momento a solas con ella, fui a llamarle la atención. Ella estaba asustada porque no quería ser despedida, así que para conservar el curro, me dejó estrenar su coño con mi rabo, en un polvazo brutal.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *