Categoría: Negritas

Mulata virgen estrena su chochito con un blanco muy fogoso

Mulata virgen estrena su chochito con un blanco

Con sus gafas de intelectual puesta, esta mulata virgen llegó al piso de un hombre blanco que quiso ligar con ella y que consiguió hacer que se metiese en la cama con él. La golfilla deseaba estrenar su coño y además, con un rabo que no fuese demasiado grande por si acaso. Por eso, lo quiso hacer con un chico blanco, que fue muy delicado con ella y logró llevarla al orgasmo en su primera vez.

Negritas

Mulata se somete ante un blanquito de lo más fogoso

Mulata se somete a un blanquito

Tras conocerle en la tienda del barrio, esta mulata acabó subiendo al piso de este tipo blanco, que le ofreció un refrigerio. Ella no sabía muy bien lo que quería, hasta que de repente se sacó la polla ante sus narices. La negrita aun era virgen, pero le dio mucho morbo estrenarse con un blanquito y al final, acabó abierta de piernas en el sofá y recibiendo un bestial polvazo para su coño de ébano.

Negritas

Colegiala negrita se corre a pollazos


Tras bajar a desayunar, esta colegiala negrita se dio cuenta de que estaba sola en casa y fue entonces cuando decidió aprovechar el momento. Cogió su móvil y llamó a un amigo de su hermano, al cual lleva tiempo intentando ligarse, para conseguir que vaya a casa a estrenar su chochito. Y es que la golfilla se ha estado reservando para él y su enorme rabo y de hoy, no pasará ni un minuto más sin probar el sexo.

Negritas

La vecina mulata me la puso durísima


Tengo una buena relación con mi joven vecina mulata, una chica preciosa que siempre se muestra muy simpática conmigo. Creo que le gusto y cuando me invitó a su casa para probar su piscina, fui sin dudarlo. Pero lo que no me imaginé, es que la muy golfa fuese a menear su cuerpazo de ébano ante mi de esa manera, hasta desnudarse. La chica quería mi rabo y al parecer era el primero de su vida, así que terminé por desvirgarla al aire libre y junto a la piscina de su casa.

Negritas

Quise estrenarme con un pollón


Puede que sea un poco exigente, pero es que cuando imaginé estrenarme en el sexo, siempre lo hice pensando en un pedazo de pollón. Hasta ahora, los chicos con los que he estado a punto de hacerlo no estaban muy dotados… pero mi vecino si que lo está. Por eso, una tarde me colé en su casa y no paré de seducirle hasta conseguir que me desvirgase a lo bestia y antes de que su esposa nos pillase in fraganti.

Negritas

Pillé a la vecina negra tocándose el coño


Necesitaba sal y un par de cosas más para hacer el almuerzo, así que este tipo fue a pedir un poco por el vecindario. Tras tocar la puerta de esta casa, vio que estaba abierta y al entrar, pilló a la joven vecina negra en el sofá, tocando su coño virgen. Se ve que la mulata necesitada rabo y tras verla, él tipo acabó empalmado y ella vio la opción de desvirgarse al fin, abriéndose de piernas para dejarle probar su chochito de ébano.

Negritas

El profesor de tenis estrenó mi coño


Tengo la suerte de tener unos padres ricos que me consienten en todo y gracias a ello, disfruto de una vida de lujos. De hecho, hasta dispongo de un profesor de tenis para mi solita, que acude a casa un par de veces por semana para hacer mejorar mi juego. Aunque hoy, las pelotas con las que acabé practicando no fueron de tenis, sino las que a él le cuelgan. Y es que tras sobarme las tetas en la cancha, no pude resistirme a él y terminé sobre el sofá de casa, estrenándome con su pollón.

Negritas

La compañera negrita le pidió desvirgarse


Había quedado con una de sus compañeras de clase para estudiar, una joven negrita muy mona que le recibió con el portátil encendido y consultando apuntes. Pero ella ya levaba un rato y estaba muy aburrida y estresada, por lo que quiso relajarse un rato con el chico. De hecho, la primera idea que pasó por su cabeza fue la de probar el sexo por primera vez y cuando se lo sugirió, el chaval le siguió la corriente. De hecho, hasta lo grabó todo con el móvil, donde vemos como esta mulata se corre de gusto con su primer polvo y su primera polla blanca.

Negritas

La camarera recibe una buena propina


Pronto comienza en la universidad, pero para poder pagársela, esta sexy negrita ha tenido que aceptar un trabajo como camarera durante el verano. Se le da bastante bien y parece que los clientes la aprecian mucho, sobre todo los hombres. De hecho, uno de ellos terminó dándole una buena propina que sin duda jamás olvidará, aunque no fue dinero. Lo que hizo fue ofrecerle su rabo y, aunque la jovencita jamás había probado uno, no pudo resistirse a ello y terminó gozándolo en la parte de atrás del negocio.

Negritas

Quise crema y que me follase el coño


Invité a un amigo a mi casa, para que disfrutase conmigo de la piscina y del día de sol. En un momento dado le pedí que me pusiese crema, pero se ve que tocar mi cuerpazo de ébano se la puse muy dura. Se le notó en seguida y mi curiosidad me pudo, tanto que al final acabé chupándosela. Pero lejos de quedarme ahí, me quité el tanga y le dejé penetrar mi coño, en lo que fue mi primera vez y encima, a la vista de todos en el jardín.

Negritas