Colegiala japonesa prueba su primer rabo


Los padres de esta colegiala japonesa piensan que tras las clases, va a repasar con un amigo la lección. Y en un principio así era… hasta esta tarde, donde la chica terminó sin bragas y probando el sexo por primera vez. Su pinta de chica inocente tenía al chaval muy cachondo y ella, sintió curiosidad y quiso estrenarse, así que al final decidió hacerlo y como vemos, parece que lo disfrutó.

Asiáticas

Creo que el sexo anal me va a gustar


Aun soy muy joven, pero tras ver mucho porno en la red, he sentido curiosidad por probar el sexo anal por primera vez con mi chico. No esperaba que me fuese a gustar y de hecho tenía algo de miedo a que me doliese, pero al final fue todo lo contrario. Disfruté como nunca de esa polla en mi culo y llegué al orgasmo varias veces, así que ahora en mis polvos tengo claro que quiero que me enculen al fondo al menos un ratito.

Desvirgadas Anal

Decidí estrenarme en un casting porno


Cuando leí el anuncio en internet, pensé que lo que buscaban eran futuras modelos, pero al parecer se trataba de un casting porno, en el que buscaban a chicas para follar ante las cámaras. Yo aun era virgen, pero tras pensármelo un poco, decidí participar. Así podría estrenarme con un hombre experimentado que supiese como darme placer y de paso, ganarme un dinerito que no me vendrá nada mal para mi nueva etapa en la universidad.

Pelirrojas

La animadora acaba probando mi polla


Cada vez que hay un partido, me fijo en una animadora muy guapa y llena de piercings, algo que me da un morbo brutal. Un día decidí invitarla a mi casa, para tomarnos unas cervecitas y conocernos mejor. Pero ella sabía que me la quería follar y como aun era virgen, no estaba por la labor. Por suerte, mi insistencia y el alcohol hicieron efecto en ella y al final, logré mi objetivo, bajándole les bragas en mi cuarto y estrenándola en el sexo a lo bestia.

Morenas

Brasileña se estrena con un turista


Menudas vacaciones se dio este tipo, que en su viaje no solo disfrutó del paisaje y de la gastronomía, sino también de una rica brasileña. La chica trabajaba en el hotel donde se alojaba y un día, empezaron a tontear. Ella es muy jovencita y aun no había probado el sexo, pero le dio mucho morbo aquel desconocido y una tarde mientras chispeaba, terminaron en la zona de la piscina follando juntos como animales.

Latinas

Madura en lencería prueba su primer anal


Uno puede pensar que tras muchos años en los que el sexo ha sido una constante, esta madura ya habría probado de todo… pero no es así. Jamás se ha atrevido a probar el sexo anal, por miedo a que fuese doloroso y a no disfrutar de la experiencia. Pero hoy ha decidido atreverse y con su lencería más sexy, se prepara para gozar de un buen rabo por detrás, el cual abre su trasero a cuatro patas, mientras ella gime de gusto con esa primera enculada.

Maduras Desvirgadas

El profesor de tenis estrenó mi coño


Tengo la suerte de tener unos padres ricos que me consienten en todo y gracias a ello, disfruto de una vida de lujos. De hecho, hasta dispongo de un profesor de tenis para mi solita, que acude a casa un par de veces por semana para hacer mejorar mi juego. Aunque hoy, las pelotas con las que acabé practicando no fueron de tenis, sino las que a él le cuelgan. Y es que tras sobarme las tetas en la cancha, no pude resistirme a él y terminé sobre el sofá de casa, estrenándome con su pollón.

Negritas

Noté a mi sobrina demasiado cariñosa


Llegué del curro muy cansado y no esperaba que mi joven sobrina estuviese en casa. había venido a almorzar y mientras yo me relajaba un poco, ella empezó como a flirtear conmigo. Se puso a juguetear con sus pies ante mí y logró ponerme cachondo, algo que sin duda hizo a posta y que al final, la llevó a quitarse la ropa. Aquello ya no tenía vuelta atrás y al final, la muy golfa se montó sobre mi rabo, para hacer que fuese el primero en probar su chochito.

Rubias

Guapa japonesa se corre como nunca


Hasta ahora, lo único que le había provocado orgasmos a esta japonesa, eran sus dedos o algún consolador que tiene por casa. Pero no es lo mismo hacerlo con un chico y cuando su compañero de facultad se le puso a tiro, no dudó en aprovecharlo. La chica empezó algo tímida, pero luego se soltó la melena y como vemos, acabó corriéndose varias veces y gozando de su primer polvete.

Asiáticas

El sexo se convirtió en mi adicción


Siempre oía como mis amigas hablaban de su primera vez, mientras yo aun me lo pensaba y conservaba mi virginidad. Hasta que un día decidí probar el sexo con un chico y lo disfruté de un modo bestial. Me corrí varias veces y pude sentir un rabo en mi coño, que me acabó convirtiendo en toda una ninfómana. Y es que ahora, no puedo parar de follar y no hay hombre con el que no quiera tener un rato de folleteo intenso en la cama.

Pelirrojas