Creo que mi profesor desea penetrarme


Tras muchos meses de clase, por fin llegó el día de mi graduación y el primero en felicitarme fue mi profesor. Aunque no esperaba que fuese tan cariñoso conmigo… quizás demasiado. De hecho, al vernos a solas en las escaleras y antes de la ceremonia, el tipo sufrió un calentón que se notó bajo su túnica. Yo aun era virgen, pero sentía mucha curiosidad y no pude evitar probar su rabo, en una despedida maravillosa donde estrenó mi coño a conciencia.

Rubias

Desperté con mi culito deseando polla


Era día de fiesta y ni mi chico ni yo teníamos que currar, así que me desperté juguetona y aparecí por la cocina en ropa interior, con ganas de folleteo. Pero deseaba hacer algo diferente, así que tras menear mi culito junto a él, le pedí que me follase el culo. No se lo esperaba, pero pronto cogió su rabo y me lo metió por detrás, en un anal que fue el primero de mi vida pero que viendo como lo disfruté, seguro no será el último.

Desvirgadas Anal

Azota mi culo antes de desvirgarme


Al fin tenía un momento a solas con mi nuevo chico y decidí desvirgarme de una vez por todas con él. Tenía la tarde perfectamente planeada y para darle más morbo a nuestro encuentro, me tumbé sobre él y dejé que me azotase el culo con sus enormes manos. Me encantó asumir el papel de sumisa y en cuanto noté su empalme, lo tuve claro… le saqué brillo a su rabo y en seguida lo cabalgué, en un estreno que disfruté gimiendo como una perra en celo sobre él.

Morenas

La colegiala japonesa prefirió follar


Es la hora de los exámenes finales y esta colegiala japonesa quiere prepararlos bien junto a un compañero de clase. El problema es que está en una edad en donde necesita experimentar con el sexo, ya que aun es virgen y claro, al verse sola con el chico, pensó en que era un buen momento para hacerlo. Así que al final, una tarde prefirió dejar los apuntes de lado y se lanzó a por el chaval, para cabalgar su rabo y gozar mientras la desvirgaba a cuatro patas sin sus padres cerca para que no les molestase.

Asiáticas

Paso del yoga para estrenar mi culo


He descubierto que el yoga me mantiene con la mente relajada y también, que logra mantener mi figura esbelta. Además gracias a los ejercicios, tengo un culito cada vez más firme y con mis leggings apretados, luce como nunca. Mi chico es el que más lo nota y un día, lo noté más que cachondo y le dejé toquetearme. Ambos terminamos con un calentón muy grande, así que yo aproveché para follar con él e incluso, desvirgarme por detrás en un anal muy bestia que gocé en medio del salón.

Desvirgadas Anal

Conozco a fondo a mi nuevo padrastro


Hace poco, mi madre se ha vuelto a casar y esta vez, lo ha hecho con un chico más joven que ella y muy cachas. A mi también me gusta y encima, no puedo dejar de pensar en desvirgarme más pronto que tarde. Así que decidí que fuese mi nuevo padrastro el encargado de hacerlo, para lo cual esperé a estar a solas con él, para seducirle y terminar empotrada por su rabo a cuatro patas sobre el sofá de casa.

Pelirrojas

Soy una sumisa y quiero que me desvirgue


Al contrario que otras chicas que se hacen de rogar, yo quiero estrenar mi coño lo antes posible y una tarde, se lo dejo claro a mi nuevo novio. Aparecí por su casa y me senté a su lado, hasta adoptar el papel de sumisa que tanto me encanta y con el que logré ponérsela muy dura. Dejé que me amordazase y sin piedad, penetró mi chochito latino con su rabo, embistiéndome como un animal hasta dejarme bien satisfecha.

Latinas

El cocinero rellenó mi chochito virgen


Tengo unos padres forrados de dinero y el otro día, contrataron a un cocinero para la familia, el cual se encarga de la comida mientras ellos trabajan. Decidí conocerle un poco mejor, pero se ve que mis rasgos orientales le pusieron muy cachondo. Yo aun no había estado con un hombre, pero al verlo tan salido quise actuar, comiéndole el rabo allí mismo y abriéndome de piernas para que me desvirgase… aunque lo que no esperaba, es que terminase el polvo corriéndose dentro de mi.

Asiáticas

Un hombre maduro estrenó mi chochito


Siempre he sido bastante tímida y quizás por eso, no he estado con ningún chico en la cama todavía. Pero al volver a casa, me fijé en el encargado de mantenimiento del edificio, un hombre maduro que seguramente habrá tenido muchas experiencias con mujeres. Decidí seducirle y me presenté ante él en pelotas, poniéndole cachondo y logrando que desvirgase mi chochito con una buena follada juntos.

Pelirrojas

Quise que mi culo probase un buen rabo


Tras muchos años casada, he terminado por dejar a mi marido y ahora, pienso follarme a todo lo que se mueva y a experimentar lo que haga falta. Ahora lo que deseo es probar una buena polla por el culo y para ello, nada como un hombre joven y enérgico que me lo haga. Quedé con él en su piso y le dejé probar mi trasero, en lo que fue el primer anal de mi vida y que al final, gocé de lo lindo.

Maduras Desvirgadas