Categoría: Pelirrojas

Sus tetas perfectas se la ponen dura


Con esas tetas perfectas que tiene, esta jovencita tiene al vecino cachondo perdido y detrás de ella en busca de sexo. Lo que pasa es que hasta ahora no ha querido nada con él, ya que aun es virgen y él tiene pinta de ser muy bestia en la cama. Pero al final, se dejó llevar y acabó desvirgándose con su rabo, dándole además a probar sus pechos naturales en el sofá.

Pelirrojas

Dos pollas estrenan mi culito portugués


Desde hace un tiempo, he disfrutado de sexo duro con mis follamigos y ahora, tengo mucho interés en probar un rabo por mi culito. Se que puede dolerme, pero aun así necesito probar cosas nuevas y para ello, quedo con dos amigos bien dotados y con sus enormes rabos, abren mi ojete portugués al máximo, llevándome al éxtasis y al orgasmo repetidas veces.

Pelirrojas

La reina del baile acabó follada


Siempre ha sido la típica pija y presumida, pero al final la pelirroja es tan zorra como las demás. Por eso, tras ser elegida la reina del baile por todos sus compañeros, al llegar a casa con su pareja, éste acabó metiéndole una buena follada. Era la primera vez que estaba con un chico y abierta de piernas, se dejó de pijadas y gimió de lo lindo mientras era desvirgada.

Pelirrojas

Soy muy flexible y lo demuestro follando


Desde pequeña llevo haciendo gimnasia y gracias a eso, soy de lo más flexible. Aunque he encontrado algo donde demostrarlo y de paso, disfrutar de ello como una zorra. A mi novio lo tengo loco ya que cuando fui a desvirgarme con él, se esperaba que hiciésemos posturas muy básicas, pero gracias a mi habilidad, pudimos hacer de todo y gozar del sexo de un modo increíble.

Pelirrojas

Logré ponerle cachondo con mi cuerpazo


He de reconocer que me he desarrollado muy pronto y muy bien, ya que con mis pechotes y mi piel suave, tengo un cuerpazo irresistible para los chicos. Además me gusta lucirlo desnuda en mi cuarto y subir fotos picantes a la red. Lo que pasa es que una tarde el amigo de mi hermano me pilló y se puso cachondo, algo que puso su polla muy dura y que yo, no dudé en aprovechar para practicar sexo por primera vez.

Pelirrojas

Enseño a follar a esa dulce colegiala


Se me ocurrió ganarme un dinerito extra dando clases particulares a jóvenes por las tardes. Pero una de mis alumnas es una guapa colegiala pelirroja, la cual no me quita ojo de encima. Era muy tentadora, pero más aun cuando en una de las clases empezó a flirtear conmigo y a meterme mano. La chica era virgen y sin dudarlo, me pidió que la estrenase, una petición demasiado buena como para rechazarla.

Pelirrojas

Tras la siesta tuve ganas de sexo duro


No me siento preparada para desvirgarme y como mi chico está insistiendo demasiado, tuvimos una discusión bastante fuerte. Tras ella, me fui al sofá a reflexionar y a descansar un poco y cuando desperté, recapacité sobre el tema. Decidí que ya era hora de estrenarme y cuando apareció por el salón, le dije que se bajase los pantalones, para disfrutar juntos de sexo duro.

Pelirrojas

Con un trío desvirgo a ambas golfillas


Tan desesperadas estaban por ser desvirgadas, que dos de mis compañeras de universidad se colaron en mi habitación de la residencia de estudiantes, dispuestas a follarme en un trío. La idea me parecí maravillosa y me empleé a fondo con ellas, follándome sus coños vírgenes por turnos y haciéndolas gemir con mi rabo y mis pollazos.

Pelirrojas

Pierdo la vergüenza y la virginidad


Aunque antes era más bien tímida y recatada, he sufrido un cambio muy grande. Ahora presumo de curvas y me exhibo en plena calle, enseñando mis tetitas a todo el que pasa. Y un día, uno de esos desconocidos se quedó prendado de mí y me invitó a su piso, donde perdí mi virginidad con él y el polvazo que acabó metiéndole a mi chochito.

Pelirrojas

Menuda zorra es mi compañera universitaria


Tengo una compañera universitaria que ha querido compartir piso conmigo durante la época de estudios. Me hacía falta una ayuda para pagar el alquiler, así que acepté que se quedase, aunque es muy guapa y está muy buena, por lo que me costará controlarme. Pero al final fue ella la que no pudo reprimir sus deseos de sexo conmigo, sobre todo porque al parecer era virgen y hoy, me ha pedido que la desvirgue en su primer día compartiendo piso.

Pelirrojas