Pierdo mi virginidad anal en la primera cita

Pierdo virginidad anal

A pesar de que era la primera cita con él, me lo pasé tan bien y me sentía tan atraida, que decidí ir a su casa y dejarme llevar. Comencé a chuparle la polla y luego le dejé penetrarme el coñito. La cosa subía de tono y yo estaba muy cachonda, así que decidií dejarle follarse mi culo. Al fin acabaría perdiendo mi virginidad anal, pero me gustó tanto esa experiencia, que ya espero ansiosa repetirlo.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *