El profesor de yoga no se pudo resistir y ella cayó en sus redes

El profesor de yoga no se pudo resistir

Para poder concentrarse en la universidad y en sus asignaturas, esta pelirroja ha querido hacer yoga y para ello, tiene un profesor que le echa una mano con sus posturas y demás. Lo que pasa es que el tipo acaba distrayéndose con el cuerpazo de la jovencita y esos leggings, que le marcan un culito perfecto. La verdad es que ella estaba centrada en el yoga, pero tras meterle mano de una manera descarada, terminó caliente y como aun era virgen vio la oportunidad de al fin estrenarse con un hombre experimentado.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *