Pruebo a una filipina estando de viaje


Tenía unos días libres y decidí aprovecharlos para irme de viaje a un país exótico. Una vez metido en el ambiente y en un bar del lugar, conocí a una guapa filipina que no paró de flirtear conmigo. Pensé que querría sacarme dinero, pero la verdad es que no tenía malas intenciones. La invité a subir a mi hotel y una vez allí, me dejó probar su coño oriental que, al parecer, jamás había probado polla en su vida.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *