Pruebo mi primera polla y me encanta


Era una cita a ciegas y no estaba convencida de si el chico me iba a gustar, pero de lo que si que estaba segura, era de que acabaría probando su polla. Y es que aun soy virgen y estoy desesperada por estrenarme, así que en cuanto surgió la ocasión, me fui a su casa para pasar una tarde de sexo. Poco tardé en ponerme a cuatro patas y al final, disfruté de cada penetración y gocé de gusto con sus embestidas.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *