Quise que mi culo probase un buen rabo


Tras muchos años casada, he terminado por dejar a mi marido y ahora, pienso follarme a todo lo que se mueva y a experimentar lo que haga falta. Ahora lo que deseo es probar una buena polla por el culo y para ello, nada como un hombre joven y enérgico que me lo haga. Quedé con él en su piso y le dejé probar mi trasero, en lo que fue el primer anal de mi vida y que al final, gocé de lo lindo.