Quise que mi padrastro me estrenase el coño


Una tarde me aburría y me dio por ver porno en la red, algo que terminó por ponerme cachonda, pero como no tenía ningún chico cerca con el que desvirgarme, decidí llamar por teléfono a mi padrastro. Siempre me ha parecido atractivo y seguro que le sobra la experiencia, así que cuando nos quedamos a solas en el cuarto, le seduzco con mi cuerpazo natural hasta lograr que estrene mi chochito en una dura follada casera.