Recibí una corrida interna en mi estreno

Corrida interna para mi chochito

En cuanto empezó a meterme mano, supe que ese día terminaría desvirgada al fin, así que me dejé llevar y me mentalicé para gozar la faena. Me dio con ganas por el coño y la verdad es que se le notó un poco ansioso, tanto que no pudo evitar acabar el polvete con una corrida interna, que dejó mi coño de ébano chorreando lefa.