Categoría: Rubias

Vaya pollón tiene mi profesor particular

El pollón de mi profe me desvirga

La verdad es que quería reservarme para un chico especial, pero pasar tanto tiempo con mi profesor particular me ha hecho pensar en estrenarme con él. Además, seguro que tiene mucha experiencia y me lleva al éxtasis, así que un día decidí seducirle. Me sorprendió el pollón que gasta y la verdad es que finalmente, me hizo gozar mucho de mi primera vez con un hombre.

Rubias

La animadora fue a mi casa a por mi polla

La animadora fue a desvirgarse

Hace poco que me he convertido en el entrenador de fútbol y se ve que la animadora principal se ha quedado prendada de mí. Como soy un tipo con experiencia y ella aun es virgen, acude a mi casa con una única intención, desvirgar su coño de una vez. Así que tras invitarla a pasar, me la encuentro en la cama espatarrada y con ese vestido de cheerleader, que me animó a lanzarme sobre su coño.

Rubias

La piscina fue el lugar de mi desvirgada

Estreno mi coño en la piscina

Hace muy poco que salgo con él y estoy intentando reservarme para más adelante, ya que soy virgen y no me siento preparada para desvirgarme. Pero cuando me invitó a la piscina de su casa y empezamos a juguetear en traje de baño, no pudimos resistirnos ninguno de nosotros y terminé desnudándome, para sentir su polla con fuerza al aire libre y mientras chapoteábamos el agua de la piscina.

Rubias

Invito a mi amiga francesa a un trío

Trío junto a mi amiga francesa

Me daba algo de pena mi amiga francesa, ya que la chica aun es virgen y no ha surgido la oportunidad de estrenarse. Es raro, ya que está muy buena y es muy guapa, pero pienso hacer algo para que eso cambie. Lo hable con mi chico y la invitamos a casa, donde nos montamos un trío con ella y con la polla de mi chico penetrándola una y otra vez, ella al fin sintió el placer de ser follada.

Rubias

Mi chochito peludo al fin se estrenó

Chochito peludo probó polla

Gracias a una página de contactos, di con un hombre mayor que yo, pero que me transmitía un morbo increíble. Me encantan los tíos con experiencia, sobre todo porque aun soy virgen y necesito estrenar mi chochito peludo, aunque me confesó que estaba casado. Aun así y con su esposa fuera de casa, un día me citó en su pedazo de mansión, donde me entregué a él y pude disfrutar de mi primera vez con un hombre.

Rubias

Perdemos la virginidad en el bosque

Pierden la virginidad

La verdad es que mi chico ha sido muy paciente conmigo con el tema de la virginidad. Yo no quería precipitarme, pero creo que ha llegado el día de estrenar mi chochito de una vez. Por eso, tras el paseo romántico por el bosque y sin nadie cerca que nos cortase el rollo, nos desnudamos y sentí por primera vez una polla en mi coño, que me hizo disfrutar bajo los árboles.

Rubias

Un pollón gordo para mi coño sin estrenar

Pollón gordo para mi coño

Ya que estaba como loca por desvirgarme, quise hacerlo con un pollón gordo que me diera todo el placer posible. Por eso, busqué a un mulato como éste, el cual estaba muy dotado de cintura para abajo y que me sorprendió en cuanto la vi. Casi no pude ni chuparla, pero dio igual porque pronto le pedí que me la metiese por el coño, aunque le costó entrar por su brutal grosor.

Rubias

Estreno a mi compañera universitaria

Universitaria estrenándose

Para ahorrar un poco juntos, mi compañera universitaria y yo decidimos compartir un piso juntos. El problema es que ella está muy buena y además, está en esa edad donde le gusta experimentar, sobre todo porque aun es virgen. De hecho, el otro día llegó de clase muy cachonda y empezó a tocarme el paquete, pidiéndome que estrenase su coño, algo que no dude en hacer en cuanto me lo pidió.

Rubias

Dejo de ser virgen con un polvazo casero

Polvazo casero para estrenarme

Llegó el ansiado día donde me dispuse a perder la virginidad y por ello, no dudé en entregarme a fondo con mi chico. Nos marcamos un polvazo casero en su piso, donde cabalgué sobre su polla como una bestia y la verdad, es que en ningún momento sentí dolor o molestias. Al contrario, me encantó y ya pienso en repetirlo lo antes posible y en cualquier rincón.

Rubias

Acudí a la llamada de mi vecina tetona

La vecina tetona me dejó follármela

Las ventanas de la casa de mi joven vecina tetona, me hicieron ver algo que me puso la polla muy dura. La chavala estaba masturbándose en la cocina, con sus padres fuera de casa y toda la intimidad del mundo. Cuando la vi, pensé en irme y dejarla tranquila, pero opté por entrar en su casa y hacerle compañía. Ella no tuvo problemas conmigo, ya que prefería una buena polla, para poder desvirgarse como es debido, algo que hice sobre la encimera y en varias posturas muy morbosas.

Rubias