Categoría: Rubias

De hoy no paso sin probar sus tetazas


He sido bueno y estoy esperando a que mi chica esté lista para perder la virginidad, pero cada día se me hace más difícil. Así que cuando quedamos para estudiar en su casa, decidí que de hoy no pasaba sin follármela y sin probar ese par de tetazas que tiene. Así que empecé a meterle mano y a calentarla, preparándola para lo que vino después, un polvazo y una primera vez para ella donde disfrutó de lo lindo.

Rubias

Cambio mi virginidad por un sobresaliente


Reconozco que no estudié demasiado para el examen, pero aun así logreé aprobar. Eso sí, quería subir nota y estaba dispuesta a todo con tal de conseguirlo. Tanto es así, que en la revisión me puse a flirtear con mi profesor y logré ponerle cachondo, dejándome follar y entregando mi virginidad, a cambio de una nota mucho mejor para mi expediente.

Rubias

Dejé que el profesor de gimnasia me empotrase


En un día de clase normal, me encontré a mi profesor de gimnasia cachas discutiendo con mi tutor. Intenté calmar las cosas entre ambos y, cuando me quedé a solas con él, intenté tranquilizarle a mi manera. Aunque eso conllevase dejarme follar mi coño virgen, en un estreno donde su enorme polla atravesó mi chochito de colegiala.

Rubias

Dejo de ser virgen gracias a esa polla negra


Sabía lo que se me venía encima, pero fue mi elección y así quise que sucediese. Y es que, puestos a desvirgarme, quería hacerlo por todo lo alto y para ello, quedé con un amigo mulato, para poder estrenarme con su polla negra. Yo no podía creerme lo gorda y grande que era, pero no dudé en probarla en mi coño y en disfrutarla hasta el fondo.

Rubias

Al fin sentí mis primeros orgasmos con un rabo


Usando mis deditos y consoladores, me he provocado orgasmos, pero estaba como loca por experimentarlos con un rabo de verdad. Así que en cuanto me eché novio y surgió la oportunidad de desvirgarme, no lo dudé y a pollazos, disfruté de lo lindo y gemí con cada penetración, para dejarle acabar la faena corriéndose en mi carita.

Rubias

Pruebo sus tetas naturales antes de desvirgarla

Saboreé sus tetas naturales

Se que es muy joven y que seguramente no cree estar preparada para el sexo, pero estoy como loco por follármela y de paso, probar en mi boca ese par de tetas naturales tan ricas que parece tener. Cuando al fin llegó el gran día, las chupé con mucha ilusión, antes de ponerla a cuatro patas en el sofá y mostrarle lo que se siente follando por primera vez.

Rubias

Quiero ese pollón para estrenarme

Un pollón para desvirgarme

Llevaba un tiempo fijándome en uno de los amigos de mi hermano y, cuando se quedó en casa a dormir, no dudé en ir a por él. Y es que, estaba deseosa por desvirgarme y necesitaba un pollón experimentado para estrenarlo. Así que le esperé en la cocina cuando fue a desayunar, tentándole y logrando ponerle cachondo, hasta recibir mi deseada follada.

Rubias

Gocé de mi primera follada interracial

Estreno con follada interracial

Aunque me gustan los chicos, aun no me he animado a desvirgarme, hasta que conocí al hermano de una de mis amigas. El chico es negro y yo estaba más que interesada y curiosa en saber como de grande es su rabo, así que un día, le seduje y terminé estrenando mi chochito con una follada interracial increíble.

Rubias

Me follé a la amiga universitaria de mi hija

La universitaria me puso cachondo

No sabía que mi hija había llevado a una de sus amigas a casa, una joven rubia universitaria que se estaba echando la siesta en el sofá. Quise despertarla, pero no porque estuviese ocupando espacio y no me dejase ver la tele, sino porque estaba en ropa interior y quería follármela a toda costa. Cuando abrió los ojos, me pilló cachondo y, aunque aun no había probado la polla de un hombre, no dudó en irse a mi dormitorio, para que un hombre maduro como yo estrenase su chochito.

Rubias

Menuda zorrita estaba hecha la animadora

La animadora quiso mi rabo

Tocaba partido y tenía que practicar antes para entrar bien caliente. Pero entonces apareció una joven y guapa animadora, que me ofreció un modo de calentar distinto. La muy golfa se lanzó a por mi rabo, ya que quería desvirgarse con mi enorme rabo de color y yo, decidí seguirle la corriente, aunque luego en el partido no estuve muy fino.

Rubias